Sitemap
  • La esteatohepatitis no alcohólica (EHNA) es una forma agresiva de enfermedad del hígado graso que puede causar daño hepático grave y tener un gran impacto en la salud en general.
  • Actualmente, no existen tratamientos efectivos para NASH, pero un estudio reciente encontró que la vitamina B12 y el folato podrían ayudar a reducir la inflamación y la cicatrización en sujetos humanos y modelos animales.
  • Se necesitan estudios futuros para comprender mejor por qué se desarrolla NASH para que los tratamientos puedan ayudar a contrarrestar los mecanismos subyacentes.

Los problemas hepáticos pueden ocurrir por una variedad de razones, pero no siempre son causados ​​por el consumo de alcohol.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD, por sus siglas en inglés) es un término que describe una variedad de afecciones causadas por una acumulación de grasa en el hígado.Sin relación con el consumo de alcohol, la NAFLD es causada por otros factores y comúnmente provoca inflamación y daño hepático.

En casos más severos o agresivos, NAFLD puede diagnosticarse como esteatohepatitis no alcohólica (NASH).

Actualmente, no existen medicamentos que puedan tratar la esteatohepatitis no alcohólica.Pero un estudio reciente publicado en el Journal of Hepatology examinó los mecanismos de NASH y descubrió que una proteína específica, la sintaxina 17, no podía hacer su trabajo de eliminar las células muertas y enfermas.

Además, los investigadores encontraron que la vitamina B12 y el folato funcionaron para aumentar los niveles de sintaxina 17 y ayudaron a revertir la fibrosis (engrosamiento o cicatrización) y la inflamación del hígado.

Impacto de la enfermedad del hígado graso no alcohólico y la esteatohepatitis no alcohólica

losInstituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas del Riñón (NIDDK)identifica la acumulación de grasa en el hígado como una característica definitoria de la enfermedad del hígado graso no alcohólico (NAFLD).

Ciertocondiciones de saludaumentar el riesgo de una persona de desarrollar NAFLD, como:

Algunas personas con NAFLD pueden desarrollar más daño hepático e inflamación, lo que lleva a la esteatohepatitis no alcohólica (NASH).

NASH puede causar cicatrices y daño hepático permanente, lo que aumenta el riesgo de cáncer de hígado.Actualmente, no hay medicamentos que puedan efectivamentetratar NASH.

Dr.Jude Oben, gastroenterólogo y hepatólogo consultor en Guy's and St.Thomas' NHS Foundation Trust en Londres, explicó lo siguiente a MNT:

“La enfermedad del hígado graso no alcohólico [NAFLD] es una afección que afecta aproximadamente al 25 % de la población mundial. Se asocia principalmente con la obesidad. Su etapa más grave, la esteatohepatitis grasa no alcohólica (EHNA), afecta a alrededor del 5 % de la población mundial. NASH puede provocar cirrosis hepática, la necesidad de un trasplante de hígado y cáncer de hígado”. - Dr.Jude Oben, gastroenterólogo y hepatólogo

Se necesitan más estudios para comprender por qué se desarrolla NASH para que los tratamientos puedan ayudar a contrarrestar los mecanismos subyacentes.

Las vitaminas B revierten la inflamación del hígado y la fibrosis en NASH

Los autores del estudio actual examinaron las acciones que ocurren en el desarrollo de NASH utilizando sujetos humanos, modelos de ratones y primates.Descubrieron que los aumentos en el aminoácido homocisteína (Hcy) estaban presentes al mismo tiempo que la inflamación y la fibrosis hepáticas.

También encontraron que los altos niveles de homocisteína en el hígado inducían y empeoraban la EHNA.La homocisteína afectó aún más a una proteína específica, la sintaxina 17, que es fundamental para eliminar las células dañadas del cuerpo, un proceso llamado autofagia.

Los investigadores utilizaron ratones y cultivos celulares para examinar cómo podrían ayudar la vitamina B12 y el folato.

Descubrieron que la vitamina B12 y el folato ayudaron a restaurar la expresión de la sintaxina 17 y el proceso de autofagia.En última instancia, la vitamina B12 y el folato ayudaron a reducir la inflamación y la fibrosis NASH.

Dr.Oben estaba interesado en la información que proporcionaba este estudio sobre NASH y la enfermedad del hígado graso no alcohólico.Señaló a MNT:

“…El artículo experimental detallado recién publicado por Tripathi y colegas (Journal of Hepatology, julio de 2022) brinda una visión novedosa de estas enfermedades. Usando modelos no humanos, demostraron claramente que la vitamina B12 y el folato redujeron la inflamación del hígado y la cicatrización del hígado (fibrosis) en NASH. Estos agentes parecen actuar afectando la vía de la homocisteína. Esta no es una vía bien estudiada. La homocisteína parece estar elevada en NASH con su metabolismo reducido en NASH…” – Dr.Oben, autor del estudio

El autor del estudio Dr.pablo mYen, profesor de medicina y miembro del Instituto de Fisiología Molecular de Duke en Durham, Carolina del Norte, explicó a MNT:

“… Sorprendentemente, descubrimos que la terapia con vitaminas podría prevenir y revertir la acumulación de grasa, la inflamación y la fibrosis en dos modelos diferentes de NASH en ratones. Nuestros hallazgos preclínicos sugieren que la terapia con vitaminas podría ser una terapia de primera línea, particularmente en pacientes con niveles séricos bajos de vitamina B12 y folato y niveles elevados de homocisteína sérica”.

Áreas para futuras investigaciones

El estudio proporcionó datos excelentes en un área de investigación donde la información es limitada.

Sin embargo, dado que gran parte de la investigación involucró modelos de ratones, se necesitan más estudios para confirmar los hallazgos y determinar cuál es la mejor manera de tratar a las personas diagnosticadas con NASH.

Los investigadores sugieren que la vitamina B12 y el folato podrían ser útiles, particularmente como tratamiento preventivo o terapia de primera línea para NASH.

Más estudios clínicos pueden analizar cómo la vitamina B12 y el folato pueden ayudar a las personas con NASH.Dr.Yen explicó a MNT:

“Nuestros estudios preclínicos sugieren que los pacientes con NASH que tienen anemia perniciosa, gastritis, cirugía de bypass gástrico previa, diabetes y que toman metformina, o que son vegetarianos con un bajo consumo de folato/B12, son varias poblaciones que pueden estar en riesgo potencial de empeorar la NASH. Lo más probable es que deban examinarse los niveles séricos de B12, folato y homocisteína, ya que podrían beneficiarse de la terapia con vitamina B12 y folato. Es necesario realizar más estudios clínicos para confirmar si la terapia con vitaminas mejora la EHNA en estos pacientes”. - Dr.pablo mYen, autor del estudio

Todas las categorias: Blog