Sitemap
Compartir en Pinterest
Un antibiótico reutilizado se muestra prometedor como tratamiento de COVID-19 en ratones.Christopher Pike/Bloomberg a través de Getty Images
  • Todavía no existe una cura para el coronavirus, que hasta la fecha es responsable de más de 6 millones de muertes en todo el mundo.
  • Investigadores del Instituto Pasteur en Lille, Francia, dicen que un antibiótico existente se muestra prometedor reutilizado como un tratamiento potencial para el virus SARS-CoV-2 en un modelo de ratón.
  • El fármaco existente se llama clofoctol.Los científicos planean probarlo para COVID-19 en humanos en un ensayo clínico de fase 3.

Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, los investigadores han puesto mucho énfasis en la creación de la vacuna contra el COVID-19, así como en los posibles medicamentos para tratar la enfermedad.

Los esfuerzos de investigación actuales para encontrar un agente terapéutico para el coronavirus incluyen los medicamentos antivirales molnupiravir y remdesivir, así como un medicamento antipalúdico llamado atovacuona.

Sin embargo, todavía no hay cura para el coronavirus.

Ahora, investigadores del Instituto Pasteur en Lille, Francia, dicen que el fármaco antibacteriano clofoctol se muestra prometedor como un tratamiento potencial para lavirus SARS-CoV-2que causa COVID-19 a través de un modelo de ratón.

El estudio fue publicado recientemente en la revista PLOS Pathogens.

Clofoctol y reutilización de fármacos

Clofoctol es un fármaco antibiótico utilizado para el tratamiento de infecciones bacterianas del tracto respiratorio.A veces también se usa para prevenir infecciones después de cirugías de garganta, nariz y oídos.

Esta no es la primera vez que los investigadores identifican al clofoctol como un fármaco reutilizado para el tratamiento de otras afecciones.En mayo de 2021, un estudio mostró el fármaco antibiótico como posible tratamiento para el cáncer de próstata y el neuroglioma.

Y en mayo de 2019, los investigadores identificaron al clofoctol como un supresor decélulas madre de glioma, que son la principal causa de tumores malignos en el sistema nervioso central.

La idea dereutilización de drogasciertamente no es nuevo.Sin embargo, la llegada de la pandemia de COVID-19 ha puesto unmayor enfoqueen buscar medicamentos ya desarrollados y aprobados como un posible remedio, en lugar de esperar los años que lleva desarrollar un nuevo medicamento.

Según el Dr.Jean Dubuisson, jefe del Centro de Infección e Inmunidad de Lille en el Instituto Pasteur, y coautor principal de este estudio, en el contexto de la pandemia de COVID-19, el objetivo de este estudio fue identificar rápidamente un compuesto farmacológico que potencialmente podría ser probado en un ensayo clínico.

“La reutilización de medicamentos puede acelerar el tiempo de uso en humanos, ya que dicho medicamento ya ha sido probado para determinar su toxicidad y tolerabilidad en humanos”, explicó a MNT. “Desarrollar de novo un nuevo fármaco lleva mucho más tiempo porque necesita optimización química, con muchas validaciones preclínicas, y tal desarrollo puede llevar entre 10 y 15 años”.

Identificar una droga en casi 2,000

Los investigadores identificaron el clofoctol de una base de datos de casi 2000 medicamentos aprobados para encontrar aquellos que mostraran actividad antiviral contra el SARS-CoV-2.

"Después de la primera pantalla, entre los 1942 compuestos probados, identificamos [21] moléculas con actividad antiviral potencial contra el SARS-CoV-2",Dr.explicó Dubuisson. “Sin embargo, solo un número limitado de estas moléculas, incluido el clofoctol, se confirmaron en experimentos adicionales”.

“Finalmente se eligió el Clofoctol por sus propiedades farmacológicas”, agregó. “De hecho, este compuesto se acumula en los pulmones humanos en una concentración mucho más alta que las concentraciones que muestran actividad antiviral en cultivos celulares”.

A través del estudio, Dubuisson y su equipo probaron la efectividad del clofoctol tanto in vitro en cultivos celulares como dentro deratones transgénicosinfectados con SARS-CoV-2.

Al finalizar el estudio, los investigadores encontraron que los ratones tratados con clofoctol tenían una carga viral de SARS-CoV-2 más baja en los pulmones.Además, los ratones habían reducido la inflamación pulmonar.

Investigación prometedora

Dubuisson dijo que el siguiente paso de esta investigación es probar el clofoctol en humanos a través de un ensayo clínico de fase 3.

Dr.A Jimmy Johannes, neumólogo y especialista en medicina de cuidados intensivos en el Centro Médico MemorialCare Long Beach en Long Beach, CA, también le gustaría que surgieran ensayos clínicos en humanos de lo que le dijo a MNT que era una investigación prometedora.

“Es una de esas cosas en las que es bueno ver que las personas buscan nuevos tratamientos antivirales”, agregó. "Solo tenemos que protegernos de cualquier emoción cada vez que aún no se haya probado en humanos".

Dr.Johannes también cree que es una buena idea considerar la reutilización de medicamentos antiguos para nuevas indicaciones, como COVID-19. “Cuando tenemos un medicamento más antiguo, eso generalmente significa que hemos realizado algunos estudios o que tenemos algo de experiencia usándolos”, explicó.

“Por lo tanto, hay algunos datos de seguridad para usar. Hay un poco más de confianza, cuando descubrimos que es positivo y podría funcionar, que probablemente también sea más seguro que algo que no hayamos probado antes”.

Todas las categorias: Blog